¿Cómo de importante es para ti la comunicación dentro del equipo de la farmacia?

Comunicacion en equipo farmacéuticos

La farmacia es un lugar donde se trabaja de cara al público, por ello tener buenas dotes comunicativas de cara al cliente es imprescindible para desarrollar la labor farmacéutica, pero, ¿qué pasa con la comunicación que desarrollamos hacía nuestros compañeros de trabajo?

Piensa en la cantidad de veces que te comunicas en un día: transmites y recibes información constantemente, opiniones, emociones, gustos…, pero, ¿crees que siempre lo haces de la misma forma?

Evidentemente no, esto dependerá de la situación en el que nos encontremos, donde influyen mucho las emociones y sensaciones que estemos teniendo en ese momento.

Pero si que es cierto, que cada persona tiende a tener un estilo predominante a la hora de comunicarse con los demás, que está principalmente marcado por la personalidad de cada uno.

Es por ello que os quiero hablar de los tres principales tipos de comunicación que puede haber, que son: asertivo, agresivo y pasivo.

Equipo de farmacéuticos trabajando la comunicación.

Comunicación Asertiva.

Este estilo de comunicación es común entre aquellas personas que están capacitadas para expresar sus propias opiniones, pensamientos y emociones sin ignorar ni faltar al respeto a las de sus interlocutores.

Las personas que dominan este tipo de comunicación poseen unas habilidades comunicativas y sociales que reflejan buena autoestima y seguridad. 

Son personas más empáticas y abiertas, con las cuales el proceso comunicativo siempre va a ser bidireccional.

 Las principales características de las personas asertivas son:

  • Participativos, expresan sus opiniones, pero siempre respetando las de los otros.
  • No tratan de imponerse a los demás, pero tampoco consienten que sus interlocutores lo hagan.
  • Si tienen dudas, tratan de resolverlas y admiten feedback.
  • Se muestran seguros de sí mismos en sus intervenciones, algo que muestran tanto en el lenguaje verbal como en el no verbal.
  • Mantienen el contacto visual de manera relajada y sincera.
  • Su tono es relajado, modulado y convincente.
  • La expresión y el contenido de sus mensajes es claro, lo que denota seguridad.

Comunicación Agresiva.

Este estilo se caracteriza por mostrar un lenguaje autoritario, irrespetuoso y combativo.

Las personas que se comunican de forma agresiva suelen dar muestra de sentimientos de superioridad hacia los demás. Por ello, no escuchan, no empatizan y tratan de imponer sus opiniones e intereses a toda costa.

El resultado de este tipo de comunicación es un intercambio unidireccional de información, pues quien se comunica de manera agresiva no atiende a ningún tipo de feedback.

 Las principales características de este tipo de comunicación agresiva son:

  • Ausencia de atención al interlocutor y falta de escucha activa, esto se muestra en la postura corporal, los gestos y el contacto visual.
  • Gestos y acciones irrespetuosas como no mirar al interlocutor, donde delatan su ausencia de atención.
  • Observación únicamente de fines personales, sólo importan sus propios objetivos.
  • Entonación alta y distante, gestos agresivos y exagerados.
  • Abundan los términos imperativos y los vocablos con connotaciones negativas.
  • Monopolio del tiempo de habla. No les interesa escuchar lo que los demás tengan que decir, y menos si son desacuerdos o quejas ante sus palabras.

Comunicación Pasiva.

Este estilo es propio de las personas inhibidas, aquellas que suelen mostrarse incapaces de expresar sus propias opiniones y creencias.

Esto sucede normalmente por temor a cualquier tipo de confrontación con sus interlocutores.

Son personas que prefieren pasar desapercibidas y aceptar las opiniones de los demás.

No suelen participar de manera activa en debates o decisiones importantes.

Las principales características de este tipo de comunicación son:

  • No suelen participar voluntariamente en las conversaciones o debates.
  • No preguntan dudas.
  • En sus intervenciones destacan las muletillas que expresan duda, los titubeos y las pausas. 
  • Su tono es bajo, entrecortado y revela nerviosismo.
  • Evitan el contacto visual y se mantienen cabizbajos, serios y rígidos.

¿Sabrías identificar a cada miembro de tú equipo de farmacéuticos dentro de uno de estos tres grupos?

Como podemos ver lo ideal dentro de nuestra farmacia será contar con perfiles de personas asertivas, aquellas que estén dispuestas a tener una comunicación fluida con sus compañeros.

La comunicación es una habilidad que se puede y se debe trabajar y mejorar con los años.

La experiencia del día a día con nuestros compañeros de la farmacia es un buen entrenamiento, y si además contamos con la ayuda de profesionales que nos guíen y nos ayuden, podemos llegar a ser mejores comunicadores tanto en nuestro entorno laboral como personal.

Desde Farma Emoción uno de nuestros valores es generar equipos de farmacéuticos que logren tener una comunicación excelente entre ellos, ahí es donde radica la diferencia entre unas farmacias y otras.

Ya que la comunicación que hay dentro de la farmacia, se refleja en la comunicación que ofrecemos en el mostrador con los pacientes que entran cada día a visitarnos.

Os dejamos el enlace a otro de nuestros artículos, donde hablamos de “Emoción y Comunicación”, estamos seguras de que os servirá mucho para entender más aún como funciona la comunicación dentro de vuestro equipo de farmacéuticos.

No olvides
Suscríbete a nuestra lista de correo
Se el primero en conocer los futuros eventos, noticias y contenido avanzado para los miembros de la lista.
Quiero estar informado
Podrás darte de baja en cualquier momento.
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp